Detener el Tiempo

1 min readphoto by Diego Marigno (2013)stories

Cómo sería si pudiera detener el tiempo, si pudiera tener un reloj capaz de congelar el ahora y hacerlo infinito sobre sí mismo por cuanto el dueño de aquel reloj quiera.

Entonces se verían todas las personas en todos lados, se verían todas las cosas en todos los lugares, todas las luces en toda oscuridad, toda esquina en toda máquina de escribir.

Cómo sería congelar el tiempo en medio de la lluvia y que su cuerpo emane un calor incesante de vida, mientras pasa entre las interminables gotas dejando una estela que poco a poco se desvanece entre el agua congelada, estática en el viento; una estela amarilla que combina con su sonrisa de felicidad por haber encontrado la fórmula para besarme infinitamente.

Cómo sería congelar el tiempo en el medio del mar y caminar sobre este, vivir la erupción de un volcán y agarrar bolas de fuego que no queman. 

Cómo sería congelar el tiempo en el medio de un atardecer color chocolate, o un amanecer con sabor a alienígenas y tener un sol que nunca se mueve pero que siempre brilla.

Tirarle una escalera a la luna y subir poco a poco hasta que no exista más cordura.

Cómo sería congelar el tiempo mientras ella me agarra de la mano e ir corriendo por las calles besando todos los libros y oliendo todos los pájaros, escuchando el sonido de la calma, viviendo efímeramente toda la existencia como si nada existiera.

Cómo sería congelar el tiempo mirándola a los ojos y descongelarlo mientras le doy un abrazo desde la espalda, diciéndole al oído “tranquila, que tiempo es lo que no falta”.

SHARE THIS NOW
WRITTEN ON:
May 3rd, 2013